Casería María Sopeña

Casería María Sopeña es una antigua casería del S. XVII recientemente rehabilitada que aglutina todas las características necesarias para los huéspedes que deseen evadirse de la gran ciudad y disfrutar de la tranquilidad de entorno rural. Su localización en el pueblo de Pruneda, en el concejo de Nava y dentro de la Comarca de la Sidra, convierte a esta casería en un lugar de partida ideal para visitar el centro (Oviedo, Gijón, Villaviciosa) y el oriente de la provincia asturiana (Ribadesella, Llanes, Picos de Europa).

Está dividida en tres coquetas casas abuhardilladas, de alquiler íntegro, que componen la estructura de esta espléndida casería rural asturiana. En los interiores: muros de piedra, viguerías de madera, estructuras originales y una decoración natural son alguno de los detalles que conviven para crear una atmósfera cálida y muy acogedora.


Casa de Aldea Cuyar

La Casa de Aldea Cuyar está situada en la aldea de Espinaredo, pueblo singular, en pleno concejo de Piloña. Este edificio, con más de 200 años de historia, era antaño una casa de labranza típica del mundo rural asturiano. A pesar de los cambios sufridos en el campo este espíritu no la ha abandonado nunca ya que su adaptación a alojamiento rural se hizo respetando la estructura arquitectónica original, tanto en su interior como en el exterior.

Es esta una magnífica construcción que se abre al horizonte para disfrutar de las impresionantes vistas. Escondida entre montañas, alejada del turismo masivo, está rodeada de un paraíso natural y de numerosos ejemplos cotidianos del patrimonio histórico-artístico y etnográfico asturiano. Todo su interior ha sido decorado poco a poco, en su mayoría con muebles y objetos recuperados y restaurados que destilan personalidad y recrean ambientes naturales muy acogedores.